Escleroterapia

Escleroterapia

¿Qué es la escleroterapia?

La escleroterapia es un procedimiento médico usado para tratar las venas varicosas y las “VENAS DE ARAÑA.” La escleroterapia implica una inyección de una solución directamente en la vena varicosa. La solución irrita el recubrimiento interno de la vena provocando que se inflame y se adhieran sus paredes y la sangre en su interior se coagule. Tiempo después el vaso se convierte en tejido fibroso que desaparece a la vista. La escleroterapia es un procedimiento comprobado, utilizado desde hace más de 30 años para tratar las venas varicosas

¿Cómo se hace la escleroterapia?

La escleroterapia se realiza en el consultorio o en quirófano para algunos casos seleccionados. En la mayoría de los casos, una solución detergente, se inyecta en la vena usando una aguja muy fina. El número de las venas varicosas inyectadas en una sesión es variable, dependiendo del tamaño y de la localización de las venas, y de la condición médica total del paciente. 

Es un procedimiento seguro y sin complicaciones que tan solo toma entre 20 o 30 minutos y no requiere incapacidad.

Cuidados después del tratamiento.

Después del tratamiento usted podrá manejar a su casa o trabajo. Puede retomar sus actividades regulares y es importante que camine. Es indispensable utilizar medias elásticas de compresión o vendaje para “comprimir” las venas tratadas. 

Puede aplicar hielo sobre las piernas por espacios intermitentes de 15 minutos, el hielo tiene que estar envuelto en una toalla par evitar que se queme la piel, esto durante el primer día de recuperación, a partir del segundo día realizar paños de agua tibia con Sulfato de magnesio (sal de Epson) durante cinco días.

No tome baños muy calientes, baño sauna o tinas de hidromasaje, ni aplique compresas calientes o cualquier forma de calor a las áreas inyectadas durante las primeras 24 horas. Además, evite la exposición directa a los rayos solares, correr, nadar y realizar aerobicos de alto impacto por 7 a 10 días después del procedimiento. 

El agua durante el baño deberá estar más fría de lo habitual. Los sitios de la inyección se pueden lavar con un jabón suave y agua tibia.

Script embedded in HTML